Lo que bebemos influye considerablemente en la calidad de nuestra dieta y en nuestra salud. ¿Por qué entonces le damos más importancia a lo que comemos que a lo que bebemos? Si no tomamos conciencia de lo que bebemos, no lo pondremos en valor y, por lo tanto, obviaremos la mirada crítica necesaria para impulsar cambios.

 

Ahora que ya apreta el calor y con motivo de nuestra participación una vez más en el programa de radio La Ciutat de OndaCero Barcelona, hoy queremos hablaros de 5 MITOS NUTRICIONALES SOBRE LAS BEBIDAS. Podéis escuchar la entrevista aquí.

 

MITO 1

HAY QUE BEBER 2 LITROS DE AGUA AL DÍA

Pues no. Vamos a aplicar el sentido común. Las necesidades hídricas dependen, entre otros motivos, del nivel de actividad física, la tasa de sudoración, el clima, las raciones de alimentos vegetales frescos consumidas, la edad, peso, altura y composición corporal, la ingesta de sal, la presencia de situaciones especiales (enfermedad, medicación, menopausia), del día…

Así pues, ¿tiene algún sentido recomendar un beber X litros de agua al día? Eso sería como recomendar a toda la población comer la misma cantidad de alimentos y calorías cada día.

No debemos obligarnos a beber si no tenemos sed.

Lo que sí es recomendable es que te dejes guiar por tu sensación de sed y que la sacies única y exclusivamente con agua. Al igual que debes guiarte por tu sensación de hambre y saciar esta necesidad con alimentos saludables. La cantidad es algo muy variable.

MITO 2

EL AGUA DURANTE LAS COMIDAS ENGORDA

El agua tiene cero calorías. Si no tiene energía es imposible que pueda engordar. De hecho, es más probable que ayude adelgazar ya que si la tomamos antes o durante las comidas nos saciaremos antes y comeremos menos cantidad de alimento, es decir, de calorías.

Precisamente esta sensación de saciedad es la que nos puede hacer pensar que engordamos o que no digerimos correctamente. Sin embargo, y por suerte, nuestro cuerpo es más sabio y puede segregar jugos gástricos para compensar esta disolución y que el proceso de digestión siga funcionando.

El agua en las comidas no engorda, si acaso, adelgaza.

MITO 3

EL CAFÉ ES UNA BEBIDA POCO SALUDABLE

He aquí una buena noticia. El café es una bebida saludable para personas sanas y hasta las 3-4 tazas al día. Su consumo aporta sustancias como la cafeína y compuestos fenólicos antioxidantes y se relaciona con una disminución del riesgo de diabetes tipo 2, varios tipos de cáncer, enfermedad cardiovascular, ictus y enfermedades degenerativas como el Párkinson. Y lo que es más importante, los últimos estudios apuntan a una reducción del 15% del riesgo de morir por cualquier causa.

Lo menos saludable del café es el azúcar que le echas.

MITO 4

LAS BEBIDAS LIGHT ADELGAZAN

Que una bebida sea light no significa que no tenga calorías, ni mucho menos que adelgace.

En los últimos años ha aumentado increíblemente la venta de productos sin azúcar y en cambio las cifras de obesidad siguen aumentando.

Sin embargo, las bebidas ZERO no llevan azúcar y efectivamente no aportan prácticamente calorías. Si alguien toma a menudo bebidas azucaradas y hace el cambio a bebidas zero se adelgazará rápidamente porque está dejando de tomar mucha cantidad de azúcar a diario y de golpe (aproximadamente 140 Kcal y 35 gramos de azúcar por refresco).

Lo que adelgaza no es la bebida light, es la ELIMINACIÓN DEL CONSUMO DE AZÚCAR.

La bebidas zero pueden ser un recurso transitorio para dejar las bebidas azucaradas (por cierto, un grave problema de salud pública actualmente) pero no debemos pensar que son saludables por varias razones:

  • Los edulcorantes alteran la percepción del sabor dulce y promueven una mayor apetencia por alimentos dulces.
  • Modifican el microbiota intestinal aumentando la predisposición a sufrir ciertas enfermedades a largo plazo como diabetes, ganancia de grasa corporal y accidentes vasculares. De hecho, hay estudios que relacionan su consumo con un aumento claro de la mortalidad.
  • Aportan colorantes, conservantes y, a veces, exceso de fosfatos que reducen la absorción del calcio.

Aunque estas bebidas NO SON SALUDABLES y hay que consumirlas con moderación, en estos momentos el gran problema de salud pública es el consumo de bebidas azucaradas.

MITO 5

UNA COPA DE VINO TINTO AL DÍA ES SALUDABLE

No. Con pena lo decimos, en serio, pero no. El vino no es sano, ni tan solo un poco.

  • El alcohol es una DROGA y su consumo se relaciona con enfermedades como cirrosis hepática, demencia, deterioro cognitivo, pancreatitis, cáncer de mama…
  • Sus efectos indeseables pueden aparecer a dosis muy bajas como una cerveza o una copita de vino al día.

El consumo leve o moderado de alcohol causa 23.000 muertes por cáncer en Europa al año.

  • Los supuestos beneficios de bajas dosis de alcohol sobre la salud cardiovascular, en particular sobre la cardiopatía isquémica, no han podido demostrarse. En cambio, sí se han ratificado los efectos negativos sobre la hipertensión o las arritmias.
  • Sí, el vino tinto tiene antioxidantes, pero la balanza entre el riesgo/beneficio está claramente inclinada hacia el riesgo.

Si quieres antioxidantes, come uvas frescas.

Te animamos a que hagas un reflexión crítica sobre tus hábitos de bebida. Al igual que muchas personas creen erróneamente que comen bien, la mayoría también cree que bebe poco o ocasionalmente. ¿Te atreves?

Si te interesa conocer otros mitos alimentarios, te dejamos el link a otros artículos:

Aquesta web fa servir galetes “cookies” per oferir una millor experiència d’usuari. Si continua navegant, està donant el seu consentiment per l’acceptació de les mencionades galetes i la acceptació de la nostra política de galetes, cliqui l’enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies