¿Qué bebida vegetal debo comprar?  Las bebidas vegetales tienen cada vez más adeptos. Sin embargo, existe mucho desconocimiento y dudas sobre sus beneficios… ¿Son mejores que la leche? ¿Son todas sanas? ¿Son todas iguales? Nuestro objetivo en este blog es resolver todas estas dudas y guiaros para que podáis escoger la mejor opción en función de cada caso.

TIPOS DE BEBIDAS VEGETALES

Existen varios tipos de bebidas vegetales en función de su alimento vegetal de origen:

  • de cereales (arroz, avena, trigo sarraceno, espelta, quinoa, mijo, alpiste…)
  • de frutos secos y semillas (avellanas, almendras, nueces, coco, castaña, sésamo, pipas de calabaza, cáñamo…)
  • de legumbres (soja, guisante)
  • de tubérculos (chufa)

Su valor nutricional será, por tanto, muy distinto en función del alimento del que proviene.

Vamos a comentar las particularidades de las más habituales en el mercado:

  • BEBIDA DE SOJA: La más rica en proteínas y además de mayor calidad. Con menos aporte de azúcares y por ello es una de las menos dulces. Probablemente una de las opciones que más nos gusta si no hay contraindicaciones y especialmente en dietas veganas.
  • BEBIDA DE ARROZ: Por su contenido en arsénico inorgánico (metal pesado tóxico) se recomienda no abusar de su consumo y deben evitarlo embarazadas y niños menores de 6 años. Cuidado porque la bebida de arroz se utiliza como base en otras variedades de bebidas vegetales (como coco o quinoa) para hacerla así más barata y dulce.
  • BEBIDA DE AVENA: quizá sea la más apreciada ya que su contenido en azúcares naturalmente presentes le aportan un sabor muy dulce. Por el contrario, resulta muy pobre en proteínas.
  • BEBIDA DE ALMENDRAS: La menos calórica y nutricionalmente menos interesante. Ideal en dietas muy hipocalóricas.

¿SON MÁS SANAS QUE LA LECHE DE VACA?

Ni las bebidas vegetales son mejores que la leche de vaca, ni al revés. Todo depende de la situación nutricional, costumbres, intolerancias, gustos e ideología de cada cual. Cualquier opción puede ser igual de saludable, e incluso se pueden ir combinando. Los motivos mas habituales para pasarse a las bebidas vegetales son:

  • Intolerancia a la lactosa: recuerda, si no eres intolerante la lactosa es un azúcar saludable y no tienes por qué evitarlo.
  • Sabor: simplemente gustan más a algunos paladares.
  • Alimentación vegana: obviamente.

LISTA DE INGREDIENTES, ¿cómo descifrarla?

Las bebidas vegetales deberían estar compuestas únicamente por agua, el alimento vegetal del que esté hecho la bebida y, en ocasiones, algún otro componente indispensable que ayude a la estabilidad de la mezcla. Vamos a ver, paso a paso, en qué debemos fijarnos para escoger bien:

  • PORCENTAJE DE ALIMENTO VEGETAL: a mayor porcentaje, más nutritiva. No es lo mismo un 2% de almendra que un 6%. Fíjate bien en la lista de ingredientes para descubrirlo.
  • AZÚCAR AÑADIDO: comprueba rápidamente mirando si en la lista de ingredientes aparece la palabra azúcar o cualquiera de sus sinónimos (fructosa, sacarosa, dextrosa, jarabe de…). Normalmente, y contrariamente a lo que debería ser, si en el envase no especifica que es “sin azúcares añadidos” es que sí los lleva. Ojo con aquellas bebidas en las que sustituyen el azúcar por edulcorante, tampoco son una buena opción. Evita especialmente las opciones chocolateadas o con sabores a vainilla o caramelo. Otro dato curioso es que las bebidas vegetales destinadas a restauración contienen, prácticamente siempre, aromas y/o azúcares añadidos por lo que si tu elección no es por intolerancia a la lactosa o por razones ideológicas te aconsejamos pedir los cafés con leche de vaca siempre que estés fuera de casa.

  • ENRIQUECIDAS EN VITAMINAS Y MINERALES: el aporte de calcio de la población española sigue proviniendo principalmente de los alimentos lácteos por lo que es muy recomendable optar por sustitutos vegetales enriquecidos en este mineral. A veces también se enriquecen con vitamina D, lo que también resulta interesante teniendo en cuenta que es un alimento de consumo diario y que la deficiencia de esta vitamina es muy habitual y preocupante. Pensando en el público vegano/vegetariano, a veces se añade también vitamina B12 pero teniendo en cuenta que es una población que ya debe ir suplementada, no tiene mucho sentido.
  • OTROS INGREDIENTES: por último, es interesante escoger opciones que no utilicen ingredientes como aceite de girasol, almidón, sal o aromas porque ni son necesarios ni nos aportan nutrientes de interés.

IMPORTANTE: No te fíes de las alegaciones “light”, “ligera”, “ECO”, “Sin aditivos”, etc.. Mira siempre la lista de ingredientes, ahí no hay trampas posibles.

Ahora te dejamos con la difícil tarea de buscar una bebida vegetal que cumpla con todos los requisitos. Ya te avisamos, no es tarea fácil.

Y si te animas y tienes un buen procesador en tu cocina, puedes hacerte la bebida vegetal casera. Te dejamos algunos links con recetas para que pruebes aquí, aquí y aquí.

 

 

Aquesta web fa servir galetes “cookies” per oferir una millor experiència d’usuari. Si continua navegant, està donant el seu consentiment per l’acceptació de les mencionades galetes i la acceptació de la nostra política de galetes, cliqui l’enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies