Este es el tercer blog de una serie de 5 a través de los cuales te iremos transmitiendo, las que para nosotras son, las 5 claves para aprender a comer de saludable, es decir, lo que nos gusta llamar “comer inteligente”.

Si te perdiste las claves anteriores puedes acceder a ellas aquí (Clave 1; Clave 2). Pero si ya las tienes dominadas y estás preparado para seguir mejorando tus hábitos alimentarios… ¡Empezamos con la CLAVE 3!

 

CLAVE 3: Come… lo justo

En general, comemos demasiado. Punto. Es un hecho.

Vivimos en un mundo en el que todo nos empuja a comer más de lo que nuestro cuerpo necesita. Seamos sinceros, para comer de forma saludable tienes que ir, muchas veces, a contracorriente.

Por eso, es importante que tengas claro lo que quieres y te mantengas firme en tu decisión de comer mejor.

Por supuesto que, esporádicamente, te permitirás algún exceso, pero ten en cuenta que las ocasiones para hacerlo aparecen solas.

No provoques la oportunidad, mantén tu compra, tu casa y tu entorno laboral “limpios” de alimentos insanos.

TRUCOS PARA REDUCIR LA INGESTA A LAS NECESIDADES FISIOLÓGICAS

  • Come despacio, sin distracciones externas como el móvil o la TV y prestando atención a la comida. Ésta es una de las bases del mindful eating, es decir, de aplicar la conciencia plena a la hora de comer.
  • No esperes a estar lleno para dejar de comer, el cuerpo va un poco más despacio en lanzarte señales de saciedad.
  • Piensa y planifica con antelación lo que vas a comer… ¡y lo que no!
  • Sírvete solo la cantidad adecuada y no descartes dejar comida en el plato si ya has tenido suficiente.
  • Para y tómate tu tiempo para valorar tu sensación de hambre. A veces comemos porque toca, porque otro lo hace, porque la situación lo requiere. ¿Qué tal si empezamos a escucharnos un poco más y comemos cuando realmente lo necesitamos?
  • Hazte preguntas: ¿Tengo más hambre? ¿Necesito comer más? ¿Qué pasaría si parara de comer ahora? ¿Realmente es hambre o es otra cosa?

TE PROPONEMOS UN EJERCICIO: SURFEA LA OLA

Que haya deseo no quiere decir que debas ceder a él.

Cuando te apetezca mucho comer algo poco saludable prueba a “surfear la ola”, es decir, surfear el deseo:

Lo detecto, lo veo, observo como sube de intensidad. En ese momento, en lugar de ceder a él, lo aguanto, y compruebo cómo se va debilitando.

Pasado un rato seremos más capaces de tomar una decisión racional en cuanto a si nos lo comemos o no.

 

¿CÓMO PUEDO SABER SI COMO DE MÁS?

De entrada, comer más de lo necesario tiene una consecuencia casi inmediata y clara: aumentamos de peso.

Del mismo modo, comer menos de lo necesario es lo que nos hace perder peso.

Por lo tanto, mantener un peso estable es la prueba de que estamos ingiriendo justo la energía necesaria. Ni más ni menos.

Por último, si tienes dudas sobre cuánto es lo que realmente necesitas y cómo puedes calcularlo te recomendamos que visites un dietista-nutricionista colegiado.

Y hasta aquí la Clave 3 para aprender a comer saludable: Come lo justo. Si quieres seguir conociendo cómo comer inteligente, estate atento a los siguientes blogs porque hablaremos de las 2 claves que faltan.

Hasta entonces, ¡Te animamos a que sigas practicando con las 3 primeras claves para aprender a comer saludable! (Clave 1: Come comida; Clave 2: Come esencialmente vegetal).

Por cierto, encontrarás las 5 claves para comer inteligente y saludable en formato vídeo en esta web de Bruno Vassari.

Envíanos tus comentarios y dudas, ¡estaremos encantadas de escucharos!

Aquesta web fa servir galetes “cookies” per oferir una millor experiència d’usuari. Si continua navegant, està donant el seu consentiment per l’acceptació de les mencionades galetes i la acceptació de la nostra política de galetes, cliqui l’enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies